Bizcocho al aceite de oliva con nata y frambuesas

Bizcocho al aceite de oliva con nata y frambuesas

3 huevos medianos o grandes
150 gramos de azúcar
180 gramos de harina
medio vaso de leche (100 ml)
aceite de oliva virgen extra (125ml) , preferiblemente de variedades dulces
mantequilla para engrasar el molde
1 cucharadita de levadura royal

La base es un bizcocho al aceite de oliva virgen extra, relleno de nata y decorado con frambuesas que sin ser temporada se pueden comprar congeladas y descongelar. Con las batidoras eléctricas, un bizcocho casero resulta facilísimo de preparar y es algo que en casi ninguna pastelería se puede encontrar.

  1. Se baten los huevos con una pizca de sal. Para batir mejor los huevos, se puede poner el recipiente encima de un puchero con agua caliente, para que el vapor y el calor ayuden a un mejor batido.
  2. Una vez batidos, se incorpora poco a poco el azúcar y se bate con energía, hasta obtener una pasta blanquecina y que haya doblado el tamaño.
  3. Se incorpora poco a poco la harina a la que hemos añadido y mezclado una cucharadita colmada de levadura royal. La harina hay que incorporarla suavemente, si utilizamos batidora eléctrica se hace en la posición 1, (la más baja de todas) y con movimientos amplios. En caso contrario, lo mejor es utilizar una pala de madera.
  4. Se va alternando la incorporación de la harina con la leche. Es decir los 180 gramos de harina se deberían añadir en 4 veces y la leche en tres, terminando con la harina.
  5. Se añade finalmente el aceite de oliva virgen extra, preferiblemente de variedades dulces como picuda o empeltre, y se mezcla bien, pero no se trabaja. Seguiríamos con la batidora en la posición 1 ó bien utilizaremos una pala de madera.
  6. Se unta un molde con mantequilla y se vierte la masa.
  7. Se introduce en el horno previamente calentado a 150 grados, aproximadamente entre 30 y 40 minutos.

Opcional para la decoración
Nata para rellenar y frambuesas para decorar sobre las que añadimos un poco de azúcar glas con un colador fino. Se pueden hacer dos capas para rellenar con la nata montada.