Brownies

Brownies

Chef Samantha Jurgens

Los brownies tradicionalmente se han hecho con mantequilla y huevos. Esta variación es con aceite de oliva lo que les da un poco más de textura. El chocolate con alto contenido de cacao aparte de ser más sano que el de leche. Ultimamente se ha estado hablando mucho de que es bueno para concentrarse sobre todo en las tardes después de almuerzo, cuando lo único que uno quiere es dormir siesta y no puede…

Para 12-14 brownies

1/2 taza aceite de oliva
200 grs. chocolate en barra 60% cacao o más, pero no menos
200 grs. azúcar
1/4 cucharadita de sal
1/4 taza harina
1/3 taza cacao en polvo no endulzado
1 cucharada de vainilla, extracto o pasta
4 huevos grandes
Ingredientes opcionales: 1 cucharada ralladura fina de naranja (sin partes blancas) y/o 1/4 cucharadita pimienta de cayena o merquén.

  1. Precalentar el horno a temperatura media, 280ºC.
    Forrar por dentro una fuente de horno cuadrada de 20 x 20 cm con papel mantequilla, de manera muy rústica, no tiene que ser perfecto. Las esquinas siempre quedaran de formas raras y se cortan al final. Es la mejor parte que le toca al cocinero, poder comerse las esquinas.
  2. En un bol mediano a baño maría, o sea, sobre una olla pequeña con agua hervida colocar el bol con el chocolate para que se derrita con el calor del vapor del agua. Derretir el chocolate, agregar el aceite, revolver a veces.
  3. Cuando el chocolate esté derretido retirar del baño maría, agregar la vainilla y reservar. Mientras tanto en otro bol mediano mezclar todos los ingredientes restantes y verter la mezcla de chocolate dentro del bol con la harina. Batir energéticamente los huevos y juntar con la mezcla con movimientos envolventes. Verter sobre el molde preparado. Hornear durante 25 minutos, queremos que quede el centro casi crudo. Parecerá que no están cocidos pero cambian de textura a medida que se enfrían.
  4. Enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos. Desmoldar usando el papel mantequilla, colocar sobre una superficie plana y cortar los cuadrados del porte deseado, cuidando que las esquinas queden parejas. Dejar enfriar más. Siempre pueden ir 10 segundos al microondas para dar la idea de recién salidos del horno aunque fríos también son deliciosos.