Crepes con aceite de oliva

Crepes con aceite de oliva

Chef Samantha Jurgens

Esta semana, al igual que la pasada, también quiero darles una receta básica que si la haces tal como dice aquí, te quedará perfecta. Estos crepes son con aceite de oliva, que aparte de ser muchísimo más sano que la mantequilla también les da más personalidad de plato de fondo. Funcionan fantástico combinados con ingredientes salados como choclos con crema, jamón, queso, huevos. También los he probado con salmón ahumado con queso crema y eneldo; tomates cherry, mozarella albahaca, pasta de alcachofas etc.

Me gusta que estos crepes son también perfectos para la hora del té o para la colación si les agregas una cucharadita de azúcar, nutella o miel.

Los puedes hacer un día antes, guardarlos bien con papel plástico en el refrigerador y volver a calentar a fuego lento en un sartén para que vuelvan a brillar. Es fundamental que el sartén sea antiadherente. El microondas también funciona, pero los seca muy rápido.

Para 20 crepes medianos o 36 pequeños

1 1/2 tazas de agua
2 tazas de harina
1 1/2 tazas de leche
4 huevos
1/2 cucharadita de sal
6 cucharadas de aceite de oliva
Aceite de oliva para el sartén

  1. En la licuadora juntar todos los ingredientes, mezclar hasta que sea una salsa homogénea. Refrigerar al menos una hora, puede ser incluso hasta de un día para otro. Esto ayuda a que los crepes no se quiebren al manipularlos.
  2. Aceitar levemente un sartén antiadherente, sólo una película para empezar y ponerlo a fuego medio alto. Si es un sartén mediano verter 1/3 de taza del batido dentro del sartén moviéndolo para cubrir con una capa muy delgada toda la superficie. Si es pequeño verter 1/4 de taza del batido. En 30 segundos estará listo el primer lado y cocer la otra cara por otros 30 segundos. Reservar y continuar la operación siempre cuidando de calentar el sartén unos segundos antes de verter el siguiente crepe. Una vez terminado el batido reservar en el refrigerador bien cubiertos con papel plástico o servir.

En la receta de la foto mezclé un poco de yogurt natural, queso azul, sal y higos frescos. Si no hay higos, se pueden usar uvas cortadas o damascos secos.